Blog

23 Enero, 2019

Por:

Cómo elegir los muebles de cocina

 

¿Quieres cambiar la cocina? Antes de ir a la tienda, ¿tienes claro en qué debes fijarte? Aquí van las claves para escoger (y no morir en el intento)

Piensa qué guardarás en ellos...

Antes de ponerte a dibujar módulos en una cuadrícula toca pensar cuáles son tus necesidades de almacenaje y, solo después de un profundo análisis de lo que tienes y lo que te falta, decide los elementos que integrarán tu cocina.

 

¿Puedo personalizar los muebles? Los muebles de cocina tienen unas medidas bastante estándar, aunque también ofrecen una enorme variedad de módulos para realizar todo tipo de composiciones. Puedes regular la altura de los módulos bajos con los zócalos ajustables y el grosor de la encimera para trabajar con comodidad.

 

¿Cuánto miden los armarios? Los módulos de los armarios bajos tienen una profundidad de 60 cm –aunque se puede ampliar para ganar mayor superficie de encimera– y los superiores de unos 35 cm –lo que reduce bastante su capacidad con respecto a los anteriores–. Fíjate en la foto: los módulos sin tiradores crean superficies continuas y aportan sensación de amplitud. Esta cocina es de Santos.

 

Puedes hacerla a medida y aprovechar huecos

Por lo que se refiere a la anchura, tienes propuestas desde 15 ó 20 cm para aprovechar huecos, hasta las XXL de 120 cm. Estos últimos, pese a tener una gran capacidad interior solo son aconsejables en cocinas muy amplias o abiertas, mientras que los más habituales son los de 45, 60 y 90 cm.5 / 10

 

Cuida la altura de los muebles Personaliza la superficie de trabajo a tu medida y evita dolores de espalda. ¿Cómo? Juega con la altura de los módulos bajos –de unos 70 a 80 cm–, los zócalos regulables y el grosor de la encimera hasta que los brazos se sitúen en un ángulo de 90 grados.

 

Di que sí a las cajoneras

Si puedes, escoge las reforzadas de apertura total, las que permiten acceder a todo su contenido: las aprovecharás al máximo y un poco más, con los accesorios interiores adecuados

 

Di que sí a los armarios con baldas extraíbles O los con cestas extraíbles: no intentes 'ahorrar' con los clásicos con balda fija porque lo único que conseguirás es que las cosas del fondo caigan en el olvido

 

Piensa qué estilo te gusta. ¿De campo? Los frentes de madera maciza son perfectos para cocinas rústicas. Elígelos de perfil recto para actualizarlos. Las chapas claras y con pocas vetas crean un efecto actual.9 / 10

 

¿Prefieres una cocina industrial? Los laminados en acabados que evocan el cemento o el hormigón serán tus aliados, sobre todo combinados con frentes en acero inoxidable. Ojo: busca acabados antihuellas.

 

¿O una cocina colorida? Encontrarás propuestas con lacas de alto brillo y acabados vinílicos si lo que buscas es una cocina impactante e innovadora.

Aunque pienses que tu cocina es pequeña, es una cuestión de calidad más que de cantidad. Bien elegidos, los módulos de cocina aprovechan toda la capacidad de tu cocina.

DI QUE SÍ...

  • A las cajoneras reforzadas
  • A los armarios con baldas o cestas extraíbles
  • A las columnas estrechas a medida para aprovechar huecos: perfectas para cuadrar la composición y para guardar pequeños elementos.

EVITA...

  • Los armarios rinconeros que no ofrezcan un acceso fácil a la esquina: los hay con complejos sistemas interiores que pueden solucionarlo, aunque son más caros y no siempre del todo cómodos
  • Las columnas de suelo a techo en cocinas con poca superficie de encimera –¿de qué te sirve tener muchas cosas guardadas si no tienes espacio para trabajar con ellas?
  • Los módulos altos en las cocinas estrechas y alargadas: solo conseguirás que lo parezcan aún más y den sensación de túnel.

A gustos, acabados

Un vez medido y organizado tu espacio en muebles y cajones, llega otra pregunta estética: los frentes de los armarios. Ellos definen el estilo de la cocina así que elígelos para que cuadren con el tuyo.

  1. ¿Minimalista? Elige puertas lisas, de ángulos marcados y con cantos posformados (de formica).
  2. Aire industrial Los frentes de acero inoxidable serán tus aliados. Ojo: busca acabados antihuellas.
  3. Calor de hogar La maderaes el material más cálido. Las chapas claras y con pocas vetas crean un efecto actual.
  4. Como las de antes Los frentes pintados o lacados en colores pastel son perfectos para las cocinas de aire vintage.
  5. De alto impacto Lacas de alto brillo y acabados vinílicos protagonizan las cocinas más coloristas y de aire pop.
  6. A la vanguardia El mármol es tendencia y viste incluso los frentes laminados, con efectos realistas.