Blog

14 Enero, 2019

Por:

Trucos caseros para eliminar las manchas

 

A partir de ahora en tu armario de la limpieza sustituirás la mayoría de los productos químicos. Porque la sal, el bicarbonato o el alcohol serán tus genios antimanchas. Si no te lo crees, mira todo lo que puedes hacer con ellos.

 

Tu limpiacristales casero ¿Quieres que tus cristales queden limpios y relucientes sin necesidad de utilizar productos químicos? La solución la tienes en los cítricos. Mira cómo se hace esta solución casera.

 

Adiós manchas de pintalabios Las manchas de pintalabios en la ropa serán historia con tan solo cuatro elementos esenciales que seguro tienes en casa: alcohol, algodón, papel de cocina y una cuchara. ¿Ya has elegido tu próximo pintalabios?

 

Sin rastro de manchas de vino. Parece una de las manchas más difíciles de limpiar pero aquí tienes dos trucos caseros y 100% naturales con los que dirás adiós a las manchas de vino, sea cual sea su color.

 

Haz que tus jarrones brillen. Las segundas oportunidades también son para los jarrones. Consigue que vuelvan a recuperar su chispa limpiándolos con una mezcla agua, vinagre blanco y sal gorda.

 

Tu alfombra como nueva ¡Nada de llevarla a la tintorería! La manchas de la alfombra se eliminarán por completo con una pasta hecha con sal gorda y agua, frótala y luego pasa el aspirador, parecerá otra.

 

Elimina las manchas de aceite. Las manchas de aceite son las más típicas, porque por mucho que tengas un aceitero antigoteo o lleves un delantal al cocinar, mancharse con él es lo más normal del mundo. Con sal y polvos de talco, eliminarás las resistentes manchas de aceite.

 

No más cubiertos ennegrecidos ¿Tienes celebración en casa, pero tu cubertería parece sacada de una mina de carbón? Tranquilo, simplemente necesitan un poco de buena mano con la ayuda de este truco casero a base de bicarbonato, sal y  agua para que tus cubiertos brillen como nunca.

 

Cómo eliminar las manchas de café Desayunas con prisas y ¡oh, no! Te manchas de café. No jubiles tu prenda por una simple mancha, porque con un poco de leche o una yema de huevo, tu camisa parecerá recién comprada.

¡Qué terror nos dan las manchas! Las de vino, aceite o pintalabios son las más típicas, y también más difíciles de limpiar... hasta hoy. Porque no necesitas un arsenal de productos para eliminar la mancha más rebelde, tan solo estos trucos y productos que puedes encontrar en el armario de tu cocina.