Blog

11 Diciembre, 2018

Por:

Trabajar desde casa: 13 hábitos para una mayor eficiencia

 

La libertad que otorgan los trabajos desde casa tiene un precio. Y es que hay que tener disciplina, la casa en orden y una rutina muy marcada para evitar distracciones. En El Mueble te damos algunos consejos para trabajar desde casa y ser mucho más productivos

 

Primera norma: dúchate y vístete. Muchos trabajos desde casa se realizan no solo desde un escritorio cerca del dormitorio, sino a veces, dentro del mismo (a falta de una habitación para la oficina, claro). Por muy cómodo que te parezca, pasar el día en pijama no te ayudará a ser más productiva. Además, si te pegas una buena ducha te despejarás.

 

Tu despacho, una zona ideal. Hazte con un despacho libre de distracciones y separado del ambiente "íntimo". Tu zona de despacho, cómoda, con poca deco (si es posible sigue la línea nórdica: colores neutros, paredes blancas, calidez).

 

Desayuna en la cocina y no en el despacho. Los trabajos desde casa son cómodos y tienen muchos beneficios que a continuación te explicaremos. Pero ojo, no confundas la comodidad con pequeñas cosas como: desayunar en la mesa de trabajo, poner música, trabajar en pijama... ¿Quieres ser más productiva? empieza con desayunar en la cocina y no en la mesa de trabajo

 

Si trabajas en casa, márcate un horario La disciplina es primordial para la productividad. Aunque pudieras, no empieces a las 11h de la mañana ni termines a las 23h de la noche: los trabajos desde casa requieren un esfuerzo por parte del que los realiza que, de no hacerlo, acabará trabajando o todo el día, ¡o nada! Por eso, es importante marcarse un horario de entrada y salida, igual que en la oficina

 

Olvídate de la lavadora. Aunque estés en casa y tengas una montaña de ropa sucia para lavar, la cocina por recoger y las bolsas de basura esperándote en la puerta, ¡olvídalo! Es muy importante separar el espacio de trabajo del doméstico.

 

Déjate la comida preparada Igual que como si te hicieras el tupper para ir a la oficina. De esta forma ganarás tiempo de trabajo y podrás descansar unos minutos después de comer. Lo aconsejable es comer algo ligero pero calórico, para tener la energía suficiente que requiere la tarde. Las ensaladas de legumbres, por ejemplo, son ideales y pueden guardarse en la nevera perfectamente.

 

El móvil, a un lado. Apaga el WhatsApp personal (o procura no responder mensajes), olvídate de Instagram y nada de entrar a Facebook mientras trabajas. Las redes sociales son un peligro para la distracción, así que, si puedes disponer de un teléfono exclusivamente para el trabajo, ¡mejor! 

 

Tómate algún descanso. Ya lo hemos dicho y lo repetimos: trabajar desde casa debería ser como hacerlo en la oficina. Procura tener un horario, una zona de trabajo cómoda y no trabajar en pijama. Además, igual que harías (o deberías hacer) en la oficina, realiza varios breves descansos a lo largo de la jornada. Aprovecha para tomar un tentempié o estirar las piernas.

Organízate. Al igual que en una oficina los archivos están en carpetas, etiquetadas y catalogadas, si trabajas desde casa, ¡hazlo tú también! El orden en casa es importante para poder concentrarte, por eso, tus facturas, trabajos realizados y contratos de colaboración, siempre bien archivados

 

Purifica el aire con plantas de interior Las plantas con propiedades purificadoras son ideales para decorar y aportar un toque verde a tu mesa, y además, crear un ambiente más saludable en tu oficina. Los cactus de la familia Cerea, teóricamente, absorben las ondas que emite el ordenador. Aquí tienes una lista de las plantas ideales para la oficina y sus propiedades 

 

Ejercicio antes o después de trabajar Es importante no olvidar el ejercicio físico. Practicar un deporte antes o después de tu jornada te ayudará a liberar estrés. Si te gusta practicar yoga en casa, esto te ayudará a prepararte para la jornada o a despejar tu mente aunque sigas en el mismo espacio (tu casa). Toma nota de nuestras ideas para desconectar en casa.

 

¿Tu piso es pequeño y has decidido trabajar desde casa? lo ideal es crear una zona con escritorio y aprovechar la pared como estantería para guardar los libros y archivadores. De esta forma no ocuparás mucho espacio y sin embargo, tendrás todo a mano.

 

Tu casa en orden. La libertad del autónomo es genial, lo reconocemos. Pero para llegar a ella es importante que tengas en cuenta todo lo dicho anteriormente: sé constante, hazte con un despacho cómodo, organízate con la comida, los descansos y el papeleo... Lo mismo ocurre con el resto de la casa: procura tener orden en casa y evitarás distraerte.

Te proponemos 13 rutinas que te ayudarán a trabajar desde casa y hacerlo de la forma más eficiente, con disciplina y productividad de verdad. ¿Cómo? Muy fácil: desde tener la casa en orden, vestirse cada mañana y practicar un poco de yoga, no distraerse con lavadoras o el móvil, o procurar separar el espacio de trabajo del resto de la casa te ayudará a ser un trabajar desde casa con la máxima concentración.