Blog

07 Diciembre, 2018

Por:

ORDEN EN LA COCINA

 

Cada cosa en su sitio para una cocina diez, incluidos los alimentos que guardas en la nevera.

Para que tu cocina sea perfecta, todo ha de estar en su sitio: desde el menaje a los alimentos que conservas en el frigorífico. Apunta nuestros consejos, llenos de funcionalidad y buen gusto.

NO DESCUIDES LA DESPENSA

No es solamente un lugar de almacenaje, también puedes conseguir que sea un rincón muy estético. Une decoración y funcionalidad para una despensa de revista. Aprovecha al máximo la altura de cada pared y no pongas armarios muy profundos si la estancia es estrecha. Es más, si es "muy" estrecha, opta por baldas; así lo tendrás todo a la vista y al alcance de la mano. Para las legumbres, la harina, el arroz..., es mejor que uses tarros de cristal, para que no tengas que andar buscando. Además, son más estéticos. 
Los alimentos que se usan más a menudo, como los del desayuno han de estar a la altura de los ojos. En las baldas más altas, dispón los alimentos que se usan menos; en las más bajas, lo que más pesa; y a la altura de los ojos, lo que más usas.

ELIGE EL REFRIGERADOR ADECUADO

No descuides un detalle tan importante como el refrigerador A la hora de elegirlo, valora que tengas la opción de conservar cada alimento a la temperatura adecuada. Ten también en cuenta que no mezcle olores y sabores y que, en su interior, te ofrezca varias posibilidades para ordenar los alimentos según las necesidades de los mismos, pero también según el volumen de los recipientes.

DIVIDE LOS CAJONES

Los cajones ganan en capacidad si divides su interior. Existen cajas, separadores y otros accesorios para que distribuyas el espacio según lo que vayas a guardar dentro. Así tendrás todo siempre en orden y evitarás, por ejemplo, correr riesgos innecesarios buscando un cuchillo.

APROVECHA BIEN LAS BALDAS

Las baldas ofrecen tantas opciones como utensilios quieras tener a mano: copas, las tazas del desayuno, platos... ¡E incluso macetas! Aquí, además del orden, priman dos ideas: la estética y la funcionalidad. Reserva las baldas para tus piezas más bonitas, pero intenta que sean de uso diario, como ensaladeras, boles del desayuno...

HAZ QUE EL CONJUNTO SEA ARMONIOSO

De poco sirve tener cada cosa en su sitio si el conjunto final, el ambiente que reina en tu cocina, es un desastre absoluto. Evítalo eligiendo muebles que sea adapten a tu espacio y electrodomésticos que, además de funcionales, tengan un buen acabado.

PON ORDEN EN LA NEVERA

Para que cebollas y limones no se pierdan en el refrigerador.