Blog

28 Noviembre, 2018

Por:

Lavar los platos a mano o en lavavajillas, ¿qué es mejor?

 

Es uno de los grandes debates domésticos. Fregar los platos a mano versus meterlos en el lavavajillas. ¿Qué gasta menos agua, energía y por tanto es más respetuoso con el medioambiente? ¡Sal de dudas!

Pero pese a que cada vez es más habitual encontrar un lavavajillas en muchas cocinas, el debate sobre el gasto de agua y energía que supone utilizarlo versus fregar los platos a mano sigue en el aire.

El motivo radica en que son muchos los elementos que tomamos en cuenta y no es fácil llegar a una conclusión válida para todos los casos. Sin embargo, en un afán por arrojar algo de luz al tema, Se realizó un estudio en el que se demostró que el uso del lavavajillas es más ecológico que lavar los platos a mano.

Según dicho estudio, al lavar a mano se hacía un gasto de 88,8 litros de agua diarios, de los cuales 52 eran de agua caliente. Mientras que un lavavajillas consumía tan solo 54,2 litros diarios y 24,6 eran de agua caliente. La conclusión es que el lavavajillas representó un ahorro de un 9% frente al lavado a mano.

 

¿QUÉ ES QUÉ?

EL ABC DE LA CASA ECOLÓGICA

 

Sin embargo, desde asociaciones ecologistas, no estuvieron tan de acuerdo con estos datos, puesto que argumentan que, en su estudio, olvidaron hablar de lo que supone para el medioambiente la fabricación de estos electrodomésticos, su transporte, los materiales y el consumo de recursos, entre otras cosas.

Todo esto es solo si analizamos los datos desde el punto de vista ecológico, aunque también debemos tener en cuenta la parte energética y si esto puede suponer un ahorro para nuestro bolsillo. Aquí te decimos algunos trucos para ahorrar en tu factura de la luz.

Si vas a lavar a mano

Unido a esto, existen los defensores a ultranza del consumo responsable que insisten en que lavar a mano es más económico, siempre y cuando tomes en cuenta algunos puntos importantes:

  • No mantengas abierto el grifo todo el tiempo.
  • Regula la presión del agua.
  • Templa la temperatura del agua.
  • Remoja los utensilios difíciles para poder lavarlos mejor.
  • Ellos, además, hablan del gasto que implican todos los productos que usamos en el lavavajillas: pastillas, sal, abrillantador…

Y como dato curioso, debes saber que existen estudios que argumentan que esta actividad es beneficiosa para la salud, ya que aporta un extra de actividad moderada, especialmente en personas mayores de 65 años. Por otro lado, resulta una actividad relajante que promueve pensamientos positivos.

Por qué es importante el uso de guantes en la cocina

El uso de guantes para lavar los platos es algo que, hasta ahora, dependía de los gustos de cada quien. Sin embargo, también es una de los hábitos que deberías incluir en tu rutina si es que finalmente te decides por el estropajo de toda la vida y estas son algunas de las razones:

  • Cuida tu piel de las agresiones de los productos que utilizas para lavar.
  • Te protege de posibles cortes si se rompe un plato, un vaso o si se te escapa un cuchillo.
  • Reduce el riesgo de transmisión de microorganismos que puedan dar lugar a un virus o a una infección, de ahí que su uso sea obligatorio en la industria alimentaria.

Si prefieres el lavavajillas?

Si buscas ahorrar debes hacer un buen uso de tu lavavajillas y estos son algunos de los aspectos llevar a cabo:

  1. Espera para poner la carga llena y utiliza siempre el programa adecuado. La recomendación que hace la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) al respecto es que usemos el programa ECO, ya que, aunque es más largo, nos hará ahorrar un 20% en el consumo eléctrico y un 16% de agua.
  2. En cuestión energética, los mejores electrodomésticos son los catalogados como clase A+++ y aunque son más caros, consumen tan solo 1.3 kilovatios por hora (Kw/h).
  3. En cuanto al consumo de agua, hay opciones que utilizan 19 litros por lavado, lo que se traduce en una reducción en la factura.
  4. También conviene siempre usarlos con los niveles de sal y abrillantador óptimos, colocar bien los platos y cubiertos y enjuagar los restos antes de meterlos.

Como ves, las opiniones siguen estando divididas, pero lo cierto es que, decidas lo que decidas, existen formas de hacer un consumo responsable de nuestros recursos, lo que se traduce en un ahorro para el bolsillo.