Blog

15 Octubre, 2018

Por:

Consejos para una limpieza profunda de la casa

La organización es fundamental para ir limpiando estancia por estancia y conseguir el resultado buscado.

La limpieza de la casa es una de las tareas que más tiempo nos lleva en nuestro día a día. Si te has propuesto limpiar tu casa a fondo es importante que sigas una serie de rutinas, que te facilitarán tu tarea.

La organización a la hora de afrontar una limpieza profunda de tu casa es fundamental. Por eso, te presentamos unos consejos para que limpiar tu casa sea más fácil y consigas unos resultados más efectivos.

Lista de tareas

A la hora de planificar una limpieza profunda de la casa es importante realizar previamente una lista de tareas. La organización te ayudar a ganar tiempo y efectividad. Lo primero que tendrás que hacer es revisar qué productos de limpieza necesitarás para tu propósito.

Posteriormente, prepara una lista con las tareas que quieres realizar en tu hogar. De esta manera, calcularás mejor el tiempo que deberás emplear en cada una de ellas.

Limpia habitación por habitación

Cuando planifiques la limpieza profunda de tu casa no pretendas hacerlo todo a la vez. Es muy importante que organices la limpieza habitación por habitación.

Limpia siempre de arriba abajo

Para llevar a cabo una limpieza profunda de tu hogar es recomendable que empieces a limpiar siempre las superficies altas. Lo más efectivo es empezar limpiando los techos, bajar por las paredes y acabar con los muebles y los suelos. Antes de empezar con la limpieza de cada estancia deberás retirar los objetos que puedan entorpecer tu trabajo. Por eso, deberás retirar la ropa u objetos que estén fuera de sitio, así como descolgar cuadros o lámparas que entorpezcan la limpieza a fondo.

Deshazte de lo que no uses

Una de las partes más importantes de una limpieza profunda de tu casa será el deshacerse de todo aquello que no usas. Aprovecha la revisión de muebles y armarios para tirar o donar todo aquello que lleva ahí guardado durante años sin tocarlo. Ganarás espacio y, además, te resultará más fácil llevar a cabo la limpieza.