Blog

25 Septiembre, 2018

Por:

Paredes de la cocina ¿con azulejos o sin ellos?

¿Azulejos sí? ¿O azulejos no en la cocina? Esa es la clave del post de hoy. Tradicionalmente las paredes de la cocina se forraban con azulejos por aquello de la higiene y la fácil limpieza, pero hoy por hoy el revestimiento de azulejos no es ni mucho menos la única opción cuando solicitamos presupuestos de reformas de pisos, o nos planteamos mejorarlo nosotros mismos con una reforma en familia. Hoy repasamos opciones para ver qué opción te convence más. 

Toda la vida hemos visto las cocinas con alicatados de suelo a techo. Pero cada vez hay más cocinas con frentes cerámicos solo hasta mitad de la pared, o combinadas con otro tipo de materiales, especialmente en el frente de la cocina. 

Los azulejos tipo metro o los hidráulicos llenan muchas carpetas de Pinterest y seguro que están entre tus favoritos. No son demasiado caros y además contamos con la versión aún más low cost si usamos un revestimiento vinílico para paredes interiores.
Las paredes decoradas para cocinas, son una opción que cada cada día adeptos. 

La gran ventaja de alicatar la cocina es por supuesto la limpieza, y eso que dicen las abuelas: ¡Es para siempre! Pero qué pasa si nos cansamos pronto, o nos apetece innovar cada poco. Desde luego combinando alicatado con pintura o por ejemplo, papel pintado, lo tenemos mucho más fácil. 

¿Y si no alicato la cocina qué pongo? ¿Hay alternativas al revestimiento de azulejos?

Si decides no alicatar la cocina tienes la opción del mármol (granito o piedra), el acero inoxidable -muy rollo industrial-, el microcemento, los laminados de madera o incluso el ladrillo visto. Según la opción elegida el presupuesto de reforma que pidáis encarecerá o abaratará el precio.

Más básico todavía es utilizar un cristal o frente de vidrio. Este material es tremendamente resistente al calor y de muy fácil limpieza. Así que podríamos usarlo sin ningún problema tanto en el frente de la cocina como en el del fregadero. Atornillado o pegado a la pared, nos permite utilizar pintura o incluso papel pintado en el frente sin miedo a hacer un día una estupenda salsa de tomate casera. 
¿Cuales son las ventajas de usar paredes de vidrio para cocinas?

La instalación es rápida y muy limpia (atornillado o pegado). Mejor desde luego la primera opción si usamos un vidrio transparente y queremos ir cambiando el aspecto del frente cada x tiempo. 

La obra es nula, prácticamente ninguna. 

El frente de vidrio pega con todo tipo de cocinas. Todos los diseños de cocinas se llevan bien con este material tan sufrido. 

Como te decía más arriba, aguanta muy bien el calor y limpia en un visto y no visto.